Siete errores que cometes con tu cachorro

1. ADOPTARLO O COMPRARLO CUANDO TIENES VACACIONES

Muchas veces cuando adquieres un cachorrito te coges días de vacaciones para estar 24 horas con él. Luego cuando has de volver al trabajo y has de pasar muchas horas seguidas fuera de casa puede ser traumático para el cachorro si no lo has acostumbrado, de forma progresiva, a quedarse solo para así poder evitar problemas de ansiedad por separación en un futuro. 

2. JUGAR CON LA PELOTA DENTRO DE CASA 

El cachorro ha de entender que el interior de la casa es un sitio para estar relajado y tranquilo y, claro está, un lugar donde descansar y dormir. Si juegas mucho con la pelota y a juegos excitantes dentro de casa puede que en un futuro sea un perro que te traiga la pelota al sofá constantemente cuando estás viendo la televisión o te ladre para pedir atención. Hay muchos juegos de estimulación mental relajantes que puedes hacer para cansarlo dentro de casa. 

3. PASEARLO SOLAMENTE 3 VECES AL DÍA 

Los cachorros cuando son pequeños están en la edad de aprender a hacer sus necesidades fuera de casa. Es muy importante controlar cuándo va a hacerlo para poder adelantarnos y bajarlo antes a la calle. Suelen defecar media hora después de comer y orinar después de beber agua, jugar, dormir y comer. Así que plantearos que, de cachorrito (y más si vives en un piso), deberás bajarlo 5 o 6 veces al día aunque sea solamente para hacer un pis y volver a subir. 

4. PASEARLO SOLAMENTE CUANDO TENGA TODAS LAS VACUNAS 

Hay muchos veterinarios que prohíben totalmente al cachorro pisar el suelo fuera de casa hasta que no tenga todas las vacunas. A veces el período de vacunación del cachorro se puede alargar hasta los 4 meses, tiempo en el que ya hemos perdido semanas donde su socialización es crucial. Si bien es cierto que hay muchas enfermedades contagiosas, no debemos aislar al cachorro en casa. Pasearlo en brazos por ciudad para que vea gente, coches, oiga ruidos y se acostumbre al bullicio puede ser una buena alternativa. Ir a casa de amigos que tengan perros sociables, equilibrados y bien vacunados puede ser otra buena opción. Hay gente incluso que los pasea por campos o sitios donde no hay perros sin tener aún todas las vacunas. Es decisión de cada uno elegir por donde pasear o no al cachorro (obvio no lo llevaremos a un parque para perros) pero la socialización también es muy importante. 

5. LLEVARLO A UN PIPICAN PARA QUE SOCIALICE CON OTROS PERROS 

Este es un error bastante común que hace que, muchas veces, los perros tengan problemas y traumas en el futuro. Para un cachorro de 3 meses entrarlo en un recinto con un montón de perros adultos sin modales que les ponen las patas encima, los agobian, los persiguen e incluso les dan algún que otro revolcón, no es nada bueno. A raíz de eso podemos hacer de nuestro compañero un perro inseguro con otros perros o bien un perro que de mayor aprenda a jugar de malas maneras o peor aún, se pelee con otros perros que de pequeño le marcaban, lo gruñían y lo tumbaban boca arriba. Es importante asistir a clases para cachorros en un centro canino donde la socialización con otros perros adultos o cachorros se haga de forma controlada. 

6. DEJAR QUE TIRE DE LA CORREA CON ANSIEDAD 

Desde el primer momento que le ponemos la correa a nuestro perro y dejamos que avance tirando de ella le estamos reforzando este comportamiento. Lo ideal es utilizar una correa y un collar o arnés adaptado a lo que cada cachorro necesite. Hay correas totalmente desaconsejables. Lo ideal es empezar a trabajar con la correa dentro de casa para que se vaya acostumbrando poco a poco, realizando ejercicios de paseo previos a la primera salida a la calle.

7. ACARICIARLO CUANDO SE TE SUBE ENCIMA 

Uno de los problemas más comunes que hay es que los perros se suben encima de los dueños, las visitas que vienen a casa y la gente de la calle. Si acariciamos al cachorro que  se nos sube encima con las patas de delante cuando tiene 2 meses, éste empieza a asociar que te gusta que se suba encima. Estás reforzando el comportamiento con tu atención. Cuando con 6 meses ya pesa 20 kg y te molesta y te hace daño, no entiende que, de repente, se ha hecho demasiado grande y ahora no quieres que se suba. 

 

Estos son algunos de los muchos errores que cometen los dueños de los cachorros y que comportan que cuando el perro sea adulto presente problemas de comportamiento que con unas pautas básicas de cachorro se hubiesen podido evitar. Castigarlo cuando ladra, reñirlo cuando se orina, permitir que muerda las manos, no acostumbrarle a un lugar de descanso, no racionar su comida, saludarle efusivamente al llegar a casa, etc. son otros errores que se cometen y deberían corregirse desde que el cachorro es pequeño.

Para concertar una visita con tu cachorro contacta con nosotros y te ayudaremos para que de mayor sea un perro educado y equilibrado: info@dracangirona.com o 620442275. 

promocion-dracan-navidad-2017